Un Mensaje del Obispo Michael Sis, 9 de julio de 2020